Inicio
d d d
Aderezos en aceite
26 de Agosto de 2013
Los aceites comestibles en las mesas han ido tomando un territorio importante, hasta al punto de volverse imprescindibles para la preparación de una buena ensalada, cocciones suaves o recetas frescas para el almuerzo.


Los aceites comestibles en las mesas han ido tomando un territorio importante, hasta al punto de volverse imprescindibles para la preparación de una buena ensalada, cocciones suaves o recetas frescas para el almuerzo. Es por esto que Consumo te ofrece distintas variedades que ocuparán tu cocina para darle a ese plato, una esencia gourmet.

Los aceites dinamizan el sabor de las ensaladas, marinan las carnes, aportan aromas sabor y color a la mesa, dándole a cada bocado una experiencia distinta. Lo mejor es que las reglas son muy pocas a la hora de aceitar y sazonar una comida: de las pastas a las verduras salteadas, es necesario que muchas recetas se compongan de ingredientes grasos y de emulsiones que sirvan como perfectos aderezos. Te invitamos a jugar con los aceites que ofrece Consumo, obtenidos mayormente de semillas, frutas y raíces. Esta vez, te recomendamos aprovechar al máximo los compuestos de oliva, canola y girasol.

El aceite de oliva tiene un origen europeo y se usa ampliamente para sazonar platos nacidos en Italia, Francia, Grecia y otros lugares de la costa mediterránea. Úsalo en casa de manera cruda para terminar un plato o a una alta temperatura al freir los alimentos. Te sabrá delicioso tanto en sabores salados como los dulces, por lo que te invitamos a probarlo en otros ingredientes distintos al mundo de la panadería.

Por su parte, el aceite de canola es muy conocido porque se cree que reduce el colesterol. Más allá de esta teoría, este producto tiene la virtud de ser neutro, combinar con muchas recetas a las que le agrega un ligero sabor vegetal. Evita usarlo en temperaturas altas y procura condimentar en frío para una receta de cocción suave y fresca.

Las ensaladas y los platos frescos que no requieran freirse o ponerse al fuego son perfectos para combinarse con el aceite de girasol, un producto rico en vitamina E, que respetará el sabor de tus comidas, agregándole nuevas texturas.