Inicio
d d d
Claves para ser Mamás polifacéticas
12 de Mayo de 2014
Nadie dijo que era fácil, pero tampoco imposible que las mamás de hoy puedan ejercer su profesión o alguna actividad laboral mientras que se encargan de su hogar.
madres consumo

Precisamente luchar en la sociedad para tener estos dos espacios en sus vidas, ya es de entrada una proeza.

Pero en el camino los obstáculos no se hacen esperar, y aparecen factores como: los horarios laborales extensos, la lejanía entre el hogar y el trabajo, los problemas cotidianos con el colegio, la salud, peleas entre hermanos, cambios en la personalidad de los hijos, entre otros.

Ante esto, lo más importante es mantener el equilibrio: confiar en que todo se puede resolver pero sin sobrecargarse de responsabilidades, pues la primera clave es delegar, confiar en otros, ya sea en la pareja – que también debe estar al pendiente de los hijos- o en la familia cercana.

En caso tal de que no se cuente con el apoyo familiar: la madre debe priorizar y entablar con sus hijos una especie de retos, tareas, compromisos que también los hagan responsables de sus notas o comportamiento, pues estos son las principales fuentes de discordia entre padres e hijos.

Otra clave es definir muy bien que el hogar es el hogar, y el trabajo es el trabajo, por eso se recomienda: no transferir los conflictos de parte y parte, no llevar trabajo a la casa, no llevar los problemas familiares a la oficina, etc.

Con la claridad de los roles, será más fácil compartir tiempo de calidad con la familia, tanto para orientar a sus hijos con las labores académicas, como para disfrutar de juegos, salidas de esparcimiento, y momentos exclusivos con la pareja, pues este personaje resulta muchas veces ser el más afectado en las familias donde ambos padres trabajan, debido a que no se establece una buena comunicación para distribuirse las responsabilidades y se termina olvidando que ante todo existe una relación afectiva de por medio que también se debe cuidar y fortalecer.

Precisamente la pareja es pieza fundamental a la hora de administrar el hogar, pues así tu tiempo libre no lo tendrás que emplear solo ‘haciendo oficio’ como se dice popularmente, sino que ambos podrán colaborar en igualdad de condiciones tanto para resolver asuntos relacionados con el aseo o con la economía.

Y por último y no menos importante, existe una clave que siempre resulta excluida por muchas mamás que trabajan: sacar tiempo para sí mismas, pues creen que les debe sobrar tiempo para resolver problemas sin pensar que merecen: hacer deporte, leer, verse lindas, salir con amigas, ver una película, o simplemente: dormir bien.

Por eso, invitamos a las mamás polifacéticas para que dediquen todos los días, y aún más los fines de semana, unas horas para hacer solas lo que más les gusta, para desconectarse de las responsabilidades y disfrutar lo valientes que son.