Los cooperativistas fortalecemos nuestras organizaciones cimentados en los principios que caracterizan nuestro movimiento. Por ello, cada vez somos más los que hacemos parte de una cooperativa. Actualmente las estadísticas hablan que en el mundo hay más de 1.000 millones de personas vinculadas a este tipo de organizaciones.
CONSUMO con 56 años de vida institucional ha demostrado en el tiempo, que con la práctica de esta guía de conducta, es posible tener una cooperativa fuerte. Y la mayor razón que lleva a esta conclusión, que es una entre muchas, es que pese a la adversidad y de una situación compleja, hay interés y motivación entre los asociados, entre las entidades del sector solidario, en el gobierno y la comunidad, para unir esfuerzos y sacar avante la cooperativa.
Vale recordar esos principios, guía de actuación:

  1. Libre adhesión y libre retiro. Hoy mantenemos vinculados más de 100.000 asociados y día tras día crece el número de afiliados. Aquí encontramos que la lealtad inspira la relación con la cooperativa.
  2. Control democrático: Es manejada por sus miembros. Actualmente por su proceso de intervención, no hay asamblea, Consejo de Administración ni Junta de Vigilancia, pero si hay una activa participación de asociados en las reuniones convocadas, en dar sugerencias y aportes.
  3. Participación económica: Las cooperativas funcionan en gran medida por el capital social construido por sus dueños, que son sus asociados. El capital social de CONSUMO, busca hoy fortalecerse con los aportes de$40.000 que harán cada uno de sus asociados, también con aportes de entidades solidarias, que se vinculen como asociadas personas jurídicas. Esos recursos, le darán a la cooperativa capacidad de maniobra para poder crear más servicios para los asociados.
  4. Autonomía e Independencia: Las cooperativas son autónomas. Sus miembros definen su rumbo. Pueden establecer alianzas con Estado, sector público y privado, en lo local, regional, nacional, y hasta en otras fronteras, siempre pensando en el beneficio de sus asociados. En su proceso de intervención, CONSUMO decidió aliarse con Merkepaisa, para mantener sus puntos de venta y ofrecer productos de calidad y a los mejores precios a sus asociados.
  5. Educación, Capacitación, Información: Educar en cooperativismo, capacitar en la actividad propia de la cooperativa e informar permanentemente del acontecer de la misma, es un principio que CONSUMO siempre ha tenido en cuenta, consciente de la fuerza que emana educar, capacitar e informar a sus asociados. Hoy con mayor razón desplegamos todos los esfuerzos en este sentido, convencidos de que un asociado debidamente informado, educado y capacitado, tiene los elementos necesarios para contribuir en el avance de su cooperativa.
  6. Cooperación entre cooperativas: Cuando nos juntamos varias personas, logramos realizar muchos sueños y si juntamos las cooperativas, en su condición de empresas, alcanzamos infinidad de realizaciones y propósitos. Y en eso estamos, consolidando nuestras relaciones para llevar a cabo acciones de gran impacto, que promuevan beneficios también para sus asociados y trabajadores. Esta integración cooperativa nos permite evidenciar el alcance que tienen la solidaridad y la cooperación.
  7. Interés por la comunidad: CONSUMO desarrolla programas sociales para las comunidades que están alrededor de sus puntos de venta, pero como cooperativa que desarrolla el retail, considera que el campesino es un aliado importante para llevar, sin intermediarios, sus productos a la mesa de los consumidores. Productos de calidad, que son fuente de sus ingresos. Por eso, CONSUMO solidario viene adelantando programas con asociaciones de productores para ofrecer en sus puntos de venta, las mejores frutas y verduras del campo colombiano. Alrededor de estos principios cooperativos, que son “universales”, hemos cifrado gran parte de nuestro plan de recuperación. No es una utopía, es simplemente la convicción de que este sistema sigue siendo la mejor opción para dinamizar la economía, porque lo esencial es la gente. Y en CONSUMO, asociados, trabajadores y clientes, hacen de la cooperativa, su mejor alternativa para promover un comercio justo, razón de peso para recuperar a Consumo.